LAS USURPACIONES DEL ATLÉTICO DE MADRID Y LAS PRECISAS INEXACTITUDES BILBAÍNAS

DEDICADO BÁSICAMENTE A MIS QUERIDOS HERMANOS Y AMIGOS, TODOS ELLOS TAN ATLÉTICOS…la brillantez debió acabar en…pero en fin, tiene que haber de todo…

Javier Aldazabal, secretario de la Junta Directiva del Athletic Club de Bilbao, se despachó  en la última asamblea de socios compromisarios del club bilbaíno de 2016, con la siguiente respuesta a la pregunta de un socio, sobre porqué el club  no defiende la exclusividad del Athletic con más fuerza. Pregunta difícil de comprender,  pero ya sabemos cómo de comprensivos pueden llegar a ser algunos  de Bilbao; y respondió el secretario: “el Athletic es una marca. Hoy en día sería impensable que alguien usurpase el nombre de un tercero. Además, usurparon colores, nombre y el escudo, que era el de 1910. Se han apropiado de ello y después de 100 años de uso consentido y pacífico es complicado…” (SIC)

Sobre la “usurpación” del nombre y algo de historia:

La creación del Athletic Club (futuro Club Atlético de Madrid) fue en 1903. Un grupo de vascos, estudiantes en Madrid y aficionados al football, tuvieron la idea de crear en esta ciudad un club, en el que pudieran jugar los vascos residentes en la capital. Viajaron a Bilbao y utilizando los estatutos del Athletic Club de Bilbao crearon una sucursal de este equipo en Madrid.

Ya en Madrid, el 25 de abril de 1903  se constituyó una Junta Directiva del Athletic Club en la capital. En el artículo 1 se especificó que la nueva sociedad era una sucursal del Athletic Club de  Bilbao y en el artículo 2, que como sucursal, se regiría por los mismos estatutos. En el artículo 6 se señalaba que ambas sociedades eran una, por lo que no podrían enfrentarse en partidos de competición. La Junta duró toda la noche y era ya el día 26 de abril cuando todo quedó aprobado, fijando esa fecha como la de la fundación. Así, el 26 de abril de 2016, el Club Atlético de Madrid cumplió 113 de edad.

1º. Que la Sociedad sea una sucursal del Athletic Club de Bilbao.

2º. Que se regirá por el mismo reglamento que ella, como tal sucursal.

4º. Que el socio de esta Sociedad tendrá derecho a serlo del “Athletic Club” Bilbao sin pagar la cuota de entrada y recíprocamente

6º. Importante. Siendo esta Sociedad una sucursal del Athletic Club de Bilbao, ambas sociedades se consideran una misma; por lo tanto no podrán jugar en contra en ningún campeonato.

El primer derbi madrileño tuvo lugar en noviembre de 1904 y los aficionados de ambos equipos tuvieron un comportamiento ejemplar y de camaradería a pesar del 6 a 0 recibido por el Athletic en su campo. Pudo ser por la hora –diez de la mañana–, pero es lo que tiene ser un equipo PREMIUM

Lo que era el fútbol en aquella época  pudiera quedar reflejado en el primer campo del Athletic Club. Estaba junto a la tapia del Retiro –adjunto al hospital del Niño Jesús–, en lo que ahora es  Menéndez Pelayo y era un descampado sin separación entre público y jugadores, salvo una zanja que se cavaba alrededor del terreno de juego, para evitar que los carros de basura fueran vaciados en el mismo, siendo  las porterías transportadas al hombro en cada partido. En el Campo del Retiro o de La Rana, el 2 de Mayo de 1903, se disputo el primer partido del Athletic Club, jugando  los 24 socios fundadores entre sí, y de árbitro el tesorero.

campo-del-atletico_de_madrid_la_historia-112077-en-el-retiro

Campo del Retiro o de la Rana desde 1903 a 1913.

La primera participación del Athletic Club en un torneo oficial se produjo en octubre de 1906. Fue en el Campeonato de Madrid de Clubes. El campeón, iría al Campeonato de España representando a la región madrileña, excepto si dicho campeón fuere el Athletic Club, ya que no podría enfrentarse al que sería probablemente uno de sus rivales y con toda seguridad su padre, el Athletic Club de Bilbao.

Hay Copas de España que están en las vitrinas del Athletic Club de Bilbao, habiendo jugado las finales con más jugadores en la alineación  del Athletic Club que del Athletic Club de Bilbao. Patente pues queda lo de la paternidad.

En  1906, se produjo la primera victoria atlética  sobre sus vecinos madridistas, en un enfrentamiento de los terceros equipos de cada club,  ganando el Athletic Club al Madrid por 5-0.

El primer encuentro internacional que disputó el Athletic Club fue en enero de 1907 contra el Internacional de Lisboa, logrando la victoria los portugueses por 2-0.

Cambiando su sede, del número 25 de la calle de la Cruz, domicilio social de la Vasco-Navarra, donde estaban ubicados, a la calle Fuencarral, 27, lugar donde estaría a partir de ese momento su sede social, el Athletic Club comenzó los trámites para  constituirse como persona jurídica independiente, desarrollando unos nuevos estatutos, en lugar de seguir usando los del Athletic Club de Bilbao. Eduardo de Acha, bilbaíno, motor de la fundación del Athletic Club en Madrid, y secretario de la anterior Junta, llevó a cabo los trámites y el desarrollo del estatuto,  conforme a la ley de asociaciones. Así, el 20 de febrero de 1907 el Athletic Club dejó oficialmente de ser una sucursal  Athletic Club de Bilbao, aunque su desvinculación TOTAL del club bilbaíno, no sería hasta 1921, cuando pasaría a llamarse Athletic Club de Madrid y luego ya en la época de Franco, en un intento de españolizar el nombre después de separarse de la Aviación Española, Club Atlético de Madrid.

Otra de las usurpaciones, los colores: inicialmente la camiseta del Athletic Club (de Madrid) fue blanquiazul. En 1910 Juan Elorduy, jugador y directivo del Athletic Club de Bilbao, viajó a Inglaterra, y aprovechando el viaje, le encargaron la compra de camisetas, ya que en la pérfida albión existían por entonces muchos clubes de football, tanto para el Bilbao –rojiblancas– como para el Athletic de Madrid –blanquiazules–. Volvió a España en barco desde Southampton –Hampshire S.E. de Gran Bretaña– dejando la compra para el último momento, y no encontrando blanquiazules que eran las que utilizaba el Blackburn Rovers Football Club “los Rovers” de Lancashire – N.W. de Gran Bretaña– que le pillaba algo lejos para ser última hora, decidiendo adquirir para todos las del Southampton Football Club que eran rojiblancas. Así y para poder cumplir el encargo, compró 25 camisetas rojas para el Bilbao y 25 para el Athletic Club, todas iguales. De ahí la usurpación de los colores.

camiseta-azul uniforme-rojo11al20

                   Camiseta inicial del Athletic Club    Camiseta inicial del Athletic de Bilbao

camiseta-azul-2

En 1913 se inauguró un nuevo campo para el Athlétic Club en O´Donnell. Jugaron para la inauguración, el Athletic Club contra el Athletic Club de Bilbao, los primeros con camiseta rojinegra y los segundos rojiblanca, siempre desde la consideración de los primeros hacia los segundos.

athletic-atleti-1913-644x362

Una iniciativa del presidente del club madrileño Julián Ruete, que aportó 30.000 pesetas, permitió al Athletic Club jugar en el nuevo  Campo de O´Donnell, situado entre las calles O´Donnell, Menorca, Narváez y Lope de Rueda  hasta 1923, siendo vecinos del campo de O´Donnell del Real Madrid  entre las calles de O’Donnell, Narváez, Jorge Juan y Fernán González, en donde jugó el equipo blanco entre 1912 y 1923, no habiendo tenido hasta entonces y a pesar de su realeza, campo fijo para jugar.

odonnellatleticodemadrid-300x190

Campo de O´Donnell desde 1913 a 1923.

Después de su escisión completa del Athletic Club de Bilbao en 1921 y denominándose ya Athletic Club de Madrid, el 13 de mayo de 1923 se inauguró el Stadium Metropolitano, capaz para 25.000 aficionados,  con un partido entre el Athletic Club de Madrid y la Real Sociedad, venciendo el primero por 2 a 1. El estadio fue compartido con los equipos  Racing de Madrid y  Gimnástico, siendo prestado en  ocasiones a algún otro.

estadio_metropolitano05r estadiometropolitano01

Stadium Metropolitano 1923 a 1966.

Fue promovida su construcción por la división inmobiliaria de lo que hoy es Metro de Madrid, como parte de la Colonia del Metropolitano, cerca de la calle Reina Victoria, en lo que hoy es la plaza de la Ciudad de Viena entre las calles Santiago Rusiñol, Juan XXIII y Beatriz de Bobadilla.

Durante la guerra civil, el estadio quedó prácticamente destrozado y el Club arruinado con bastantes deudas. Los terrenos fueron adquiridos  por el Ejército del Aire, que poseyendo un equipo aceptable –el Aviación Nacional– y una economía mejor que la del Athletic, propuso una fusión para que su equipo pudiera jugar en primera división: la resultante fue el Athletic-Aviación Club desde el 4 de octubre de 1939 y ya el estadio reconstruido. Después de dos años, y buscando la españolización del nombre, se cambió a Club Atlético-Aviación  que perduró hasta 1947.  A partir de 1947,  el Atlético recuperó su independencia e identidad, y su nombre cambió a Club Atlético de Madrid  hasta 1992, siendo entonces convertido en sociedad anónima deportiva y  cambiado su nombre legal a Club Atlético de Madrid S.A.D.  Jugó en régimen de alquiler en el Metropolitano hasta el 2 de octubre de 1966, cuando se trasladó al Estadio del Manzanares.

Desde 1966 a 1971, el nombre del campo fue  Estadio del Manzanares situado junto al río madrileño en el distrito de Arganzuela, y fue catalogado por la UEFA en Estadio de categoría 4, que le han hecho apto desde siempre para acoger finales de la máxima categoría, y en su día, el único de Europa con asientos para todos. Fue inaugurado  con un partido contra el Valencia que terminó con empate a 1 y gol Atlético de Luis Aragonés. En 1971, se cambió su nombre por el de Estadio Vicente Calderón…parece ser que en breve será abandonado.

vicente_calderon_stadium_by_brucew

Estadio del Manzanares y más tarde  Vicente Calderón.

Voy a contar un secreto que me hace ruborizar: tenía yo 18 años en 1965,  cuando para sacarme unas pesetillas para el disfrute veraniego, trabajé de albañil en ese estadio -a 200 pts. al día- pintando los números de los asientos…!Dios mío que presión! Yo tan madridista…!Qué sin vivir! Si se enteraran mis amistades de uno u otro bando…El culo de los atléticos sobre mi obra de arte…

Y ahora un sinsabor para el Atlético, que se sepa  que jugó de blanco aunque fuera sólo en una ocasión en su historia, y aquí el testimonio: fue contra el Bilbao en 1955.

blanca1955-para-jugar-contra-el-athletic deblanco-contar-athletic-1955-1956

Por último, la tercera  usurpación: el escudo.

El primer escudo, siendo la primera equipación azul hasta 1911, fue azul, e igual al del club madre, el Athletic Club de Bilbao: las iniciales del club entrelazadas dentro de un círculo azul, rodeado de dos bandas circulares, la interior blanca y la exterior azul.

escudo-azul

En 1911 al cambiar los colores de las camisetas de azul a rojo por la diligencia de Elorduy en su viaje, también fueron cambiados los colores del escudo a rojo.

El  período entre 1907 –dejó de ser sucursal– y 1921 –se separó definitivamente– es época de cambios hacia la independencia del padre, y en 1917 se cambia el escudo por uno que ya  llevaba el oso -u osa- y el madroño -o el almez o lodón u otro árbol-, las estrellas de la Osa y las barras rojiblancas, utilizando este escudo hasta 1939, cuando se fusionó con el Aviación Nacional, añadiendo al escudo  entonces dos alas y una corona real, siendo utilizado así hasta 1947.

escudo-1917

1917-1939

cuartoescudo-1939-aviacion

1937-1949.

En 1947 se caen las alas y la corona y se hace aguda su parte inferior quedando ya prácticamente como el que luce hoy, con algún retoque en 1980.

escudo-hoy athletic-club1

El escudo actual del Atlético de Madrid es un campo tajado, llevando en su parte superior los símbolos de la villa y corte de Madrid el oso u osa y el madroño u otro (eran símbolos de la villa desde el siglo XIII por la gran cantidad de osos y de bosques -no de madroños precisamente- en esa época en la zona), rodeado de una banda azul en triángulo rectángulo que incluye  ordenadamente las siete estrellas de la Osa Mayor –las estrellas son de cinco puntas, cada una representando a las cinco provincias limítrofes con Madrid: Segovia, Ávila, Guadalajara, Cuenca y Toledo–, y en la parte inferior cuatro bandas rojas intercaladas con otras tantas blancas y todo el conjunto rodeado de un borde amarillo/dorado. Sólo tiene en común con el Athletic Club de Bilbao las rayas blancas y rojas ¡Como puede verse también la usurpación es clara!

Ahora quizá  sacan el tema por la rústica envidia deportiva por los éxitos de los últimos años? !Suerte para los Atléticos! y !Justicia para el Madrid naturalmente!