diciembre 2017 – Los cordones que me ato cada día

Mes: diciembre 2017

GENERACIONES DE LOS SIGLOS XX y XXI. LA SILENCIOSA Y LA BABY BOOMER. Parte 2.

Generación SILENCIOSA: NACIDOS entre 1926 y 1945.

Es la generación que vivió los momentos más duros de la historia moderna: durante su infancia se encontraron en medio de la Gran Depresión de los años 30, después sufrieron los efectos de la Segunda Guerra, y por último, las derivadas del auge de los gobiernos fascistas.Read More

GENERACIONES DE LOS SIGLOS XX Y XXI. GENERACIONES PERDIDA Y GRANDIOSA. Parte 1.

El año de nacimiento marca  la generación a la que se pertenece, todo de forma aproximada, ya que las diferencias de niveles de desarrollo entre unos y otros lugares del mundo flexibilizan los encuadramientos, siendo las fechas por tanto, orientativas.Read More

Los renglones torcidos, son y deben ser castigados por los hombres, pero quizá por Dios, no.

 

Cuando surge como tema de conversación, alguna de las innumerables maldades que el género humano es capaz de cometer, y de las que nos dan puntual y exagerada cuenta los medios de comunicación cada día, Read More

PIRATAS, CORSARIOS, BUCANEROS Y FILIBUSTEROS. Parte 2.

Los filibusteros, tuvieron un ámbito de actuación que se ceñía exclusivamente al Caribe o mar de las Antillas. La característica que les diferenciaba de otros piratas fue la de no alejarse de la costa, bordeándola y saqueando las localidades costeras y los barcos no demasiado grandes anclados cerca del litoral.Read More

PIRATAS, CORSARIOS, BUCANEROS Y FILIBUSTEROS. Parte 1.

Yo Barbanegra, hombre malote, cruel y muy histriónico, antes de cada  ataque a barcos a los que ibamos a levantar el botín, invertía cierto tiempo en mi make up  para adquirir un aspecto que causara un efecto aterrador y desmoralizante en el adversario:  a mi planta alta y fuerte, añadía unas cerillas encendidas bajo el sombrero, hechas con largos palillos de arder lento,  de cuerda de cáñamo mojada en salitre y agua de sal  que daban a mi cara un  aspecto terrorífico; los feroces ojos iluminados, el pelo de la barba enmarañado,  todo  ello enmarcado en humo, me daban un aspecto demoníaco, completando mi decoración con una bandolera con tres pistolas cargadas y amartilladas para el disparo y  varias  dagas, sables y alfanjes adicionales que portaba alrededor del cinturón.Read More