Los ex de VOX, balean a su lider Santiago Abascal, pero sin remate a puerta.

Yo creo poco en lo de las firmas mancomunadas, ni aún en las solidarias, para manifestar alguna revindicación o protesta de cualquier asunto -es mejor manifestarlo uno mismo sin asociación grupal-, y más, si como en este caso, está hecho por personas rebotadas, o apaleadas, o autoinmoladas, pero ahí está: además de los fundadores de VOX que dejaron el partido al poco de su puesta en marcha – Aleix Vidal-Quadras, el ex ministro de UCD Ignacio Camuñas, el filósofo cercano a FAES José Luís González Quirós y la bella María Seguí-, ahora otros ex de su organización, piden el voto del  de 26 mayo para otro partido político, pero se descorazonarán, y no seguirán empujando para las siguientes elecciones de noviembre y aún menos si se cebraran otras en la Semana Santa del 2020.

SIC (sic erat scriptum). A partir de aquí, no por está escrito por este servidor de ustedes, sino  por la prensa que se referencia deorsum.

Exdirigentes de Vox critican el liderazgo de Abascal y piden el voto para el PP de Casado

Sus excompañeros acusan al líder de la formación de extrema derecha Santiago Abascal de haber convertido el partido en «un chiringuito»

Publican el manifiesto El Mundo, ABC y VozPópuli

Varios exdirigentes y exmiembros de Vox han firmado un manifiesto en el que critican la labor de Santiago Abascal al frente de la formación y piden el voto para el PP de Pablo Casado.

En el texto, compartido en redes sociales, acusan al líder de Vox de propiciar la victoria de Pedro Sánchez por generar una dispersión del voto en la derecha y acusan de que el partido se ha convertido «en un chiringuito» de Abascal.

Manifiesto completo

«Los abajo firmantes somos un grupo de españoles que en distintas etapas de la corta vida de Vox nos unimos al proyecto que nació en 2014 como alternativa al Partido Popular de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, en el que muchos vimos la lejanía de sus valores y principios y el incumplimiento de las promesas que nos llevaron a darle una holgada mayoría absoluta en Noviembre de 2011.

Confluimos aquí una serie de personas que llegamos desinteresadamente a VOX y ocupamos diferentes puestos de responsabilidad -Vicepresidente, Coordinadores provinciales o de distrito- o colaboramos activamente en su implantación y desarrollo por España, a los que nos une ahora el desengaño con un partido que se convirtió en un chiringuito para mayor “gloria”y sustento de su actual presidente, Santiago Abascal, y la renovada ilusión con el nuevo Partido Popular en torno a Pablo Casado.

Algunos de los que firmamos este Manifiesto estuvimos en la etapa de fundación y primeros meses de vida del partido, hasta después de las elecciones europeas de 2014, cuyo desenlace destapó la verdadera cara de Abascal y la de su entonces delfín Iván Espinosa de los MonterosJavier Ortega y Rocío Monasterio no eran nada entonces-, maniobrando para quedarse con el partido en el que Alejo Vidal-Quadras los recibió muy generosamente, cuando Abascal perdió su sustento en el Partido Popular,  traicionando a sus verdaderos fundadores. Se destapó entonces un cisma que, escasos cuatro meses después, propició la casi desaparición del partido y el inicio de una cuesta abajo que tocó fondo en las elecciones generales de 2016. Otros, incorporados en diferentes épocas por el mismo motivo y con la misma ilusión de creer encontrar la alternativa a aquel PP en VOX, en el que todos vimos cómo se convirtió en un centro de manipulación de sentimientos y de colocación de familiares y amigos. El 60% de los que forman la candidatura al Parlamento Europeo ocupa también algún puesto en las listas a las elecciones generales pasadas o en las de las próximas autonómicas y municipales.

Tras los resultados de las citadas elecciones generales del pasado 28 de Abril, toca hacer una llamada de atención a los buenos españoles que no podemos estar en nada satisfechos con el resultado arrojado por las urnas, en buena parte, a nuestro juicio, por un irreflexivo ejercicio del legítimo derecho al voto –o por la incultura que nos embrida, añado yo-y en no menor por los efectos de la desastrosa Ley Electoral, que beneficia al ganador y en nada a una división como la que de manera más que interesada se ha presentado a los españoles como las mal llamadas “tres derechas”.

Visto el efecto nocivo que ha tenido la dispersión del voto de centro derecha por las causas ya apuntadas y la desatención, por parte de VOX y Ciudadanos, de la invitación que desde la más consolidada de las tres opciones, el Partido Popular, se les hizo antes de cerrar las listas electorales para confluir juntos -rechazada también para el Senado- y evitar, como ha ocurrido, lo que la dispersión podía acarrear, evidenciado en que, pese a tener prácticamente más votos que las dos izquierdas -PSOE y Podemos-, el reparto de la Ley D’Hont ha perjudicado sensiblemente y ha hecho imposible la opción de gobierno de centro-derecha, que hubiera sido sin duda mucho mejor para España.

Así pues, desde ese único objetivo, el de desear lo mejor para España y en el convencimiento de que sólo existe una opción posible, la dirigida por Pablo Casado, que ya demostró en Andalucía tener la capacidad de entenderse con ambos lados de su espectro político, el centro izquierda moderado de Ciudadanos y la derecha más radical de VOX , ante la imposibilidad comprobada allí de hacerlo entre ellos, instamos desde este Manifiesto a la generosidad de todos aquellos españoles que antepongan el bien de España a sus intereses personales o partidistas, desde la serenidad de la reflexión y aparcando la visceralidad que nada bueno ha traído nunca a nuestra querida Nación. Las recientes manifestaciones de Miquel Iceta echando de menos a Rajoy: “¡Vuelve, Mariano! ¡Vuelve!” demuestran que la izquierda desleal, al que verdaderamente teme, es a Pablo Casado.

VOTEMOS UNIDOS LA MEJOR OPCIÓN PARA ESPAÑA: «UN PARTIDO POPULAR DIRIGIDO POR PABLO CASADO.»

Y ahora continúo yo:

Viendo el escaso resultado de estos manifiestos públicos,  de las ofertas de SUMA del PP, de la presión en contra  de Sánchez e Iglesias de los más reflexivos y reputados comunicadores radiofónicos, de la observación por parte de todos los españoles de los desencuentros tremendos entre los citados, sus radiantes mentiras  y el insomnio que hubiera producido en alguno su  coalición, y los inútiles esfuerzos del PP para intentar dar la vuelta al marcador, cabe llegar a la conclusión, que quizá haya que analizar el asunto desde otra perspectiva.

Los tres zorros de serrano  -Espinosa, Ortega y Monasterio-  han aislado a Abascal en las cuestiones de régimen interior para que  ya no haya más manifiestos contra él. Los cuatro han arrebatado  a los demás españoles la bandera de España -de todos- y se han envuelto en ella, y NADIE va a ser capaz de recuperarla; los españoles que se sienten ¡soy español español español oeee…! votarán a VOX, porque ya han identificado el amor a España con VOX, sin pensar nada más. ESO ES LO QUE HAY QUE CAMBIAR, aunque a muy corto plazo es muy difícil, y la posible solución de este embrollo, pudiera ser una OFERTA BIEN EXPLICADA ante España entera -sin interrupciones-, de Pablo Casado, proponiendo a Sánchez  PÚBLICAMENTE,  su colaboración para gobierno e investidura, MARCANDO -también públicamentey con mucha determinación- las lineas rojas imposibles-, los asuntos de Estado en los que colaborará y JUSTIFICÁNDOLO con  el intento de soslayar el coñazo catalán, el mangurreo vasco, los bildu, y en fin, los rebaños conocidos.

ESPAÑA LO AGRADECERÍA.