Categoría: Ficción

Son las cosas de la vía, son las cosas del queré. Parte 4.

Dedicado a Kiti, que me animó a  terminar esta pequeña historia DE UNA VEZ, y a Carmen  que desde el Paseo de la Alameda sé que  me sigue.

La nube es una red enorme de servidores que están diseñados para almacenar y administrar datos, ejecutar aplicaciones o entregar contenido o servicios, como streaming de vídeos, correo web, software de ofimática o medios sociales. En lugar de acceder a archivos y datos desde un equipo personal o local,  se accede a ellos en línea desde cualquier dispositivo conectado a Internet, es decir, la información está disponible desde cualquier terminal que se  pueda conectar a internet, existiendo nubes privadas, públicas e híbridas, con carácter general.Read More

Son las cosas de la vía, son las cosas del queré. Parte 3.

Intenté despertarme pellizcándome en el brazo, pero me dolió el fuerte apretón, reflexionando sobre el absurdo que vivíamos,  viendo de nuevo al abanderado skater pasar a nuestro lado a toda velocidad, sin mirarnos siquiera, como si nosotros dos fuéramos archivos digitales; “no es posible todo esto” pensé, aunque empecé a pedir, que el usuario de la nube pagara la ampliación, y así tener tiempo para decidir lo que hacer, o simplemente y en caso contrario, esperar final y pacientemente La Parusía –el advenimiento glorioso del ser Supremo al final de los tiempos-.Read More

Son las cosas de la vía, son las cosas del queré. Parte 2.

……entrando en las primeras nubes; seguimos subiendo y al rato, pareció pararse el movimiento. Estábamos en una nube/casa y su espacio interior estaba ocupado por una niebla -era lo suyo- densa y homogénea parecida a la de un baño turco, aunque al poco, pareció disminuir la densidad, dando la sensación de ambiente más ligero.Read More

Son las cosas de la vía, son las cosas del queré. Parte 1.

Los días transcurrían plácidamente,  encontrándome especialmente bien a tu lado, sintiendo menos numerosos mis vanos de soledad -que por otra parte me son tan necesarios-, y con permanente inquietud  juvenil, esperando que llegaran los momentos del día o de la noche en que pudiéramos dar rienda suelta a nuestros deseos más íntimos, aunque fuera al ritmo de lo que somos y no de lo que nos gustaría ser, ritmo que empecé a notar impuesto, cuando el pecho y los michelines comenzaron a llenarse de grasa incombustible, hace ya bastantes años.Read More

De la desesperación al premio.

Para  F.P. : no hay despropósito, enredo o dificultad que dure demasiado, especialmente cuando se tiene tu fuerza y ánimo. (Publicado mientras estoy en Sevilla…que maravilla…).

———

Desesperado por la escasa calidad de mi juego golfístico, una mañana decidí -por fin- ir a entrenar a un bonito campo de prácticas que hay en las instalaciones del madrileño Club de Campo,Read More

Buscar siempre una ilusión que proporcione esperanza: skying desde Singapur a Juan Bravo.

Al amigo JCQ, para que no desespere, que pillar  a La Gavilana tampoco fue fácil.

Llegué apresuradamente por la calle Dalmeida a la puerta del edificio Republic Plaza, con la ilusión de poder asistir de día desde la terraza del último piso, a la visión panorámica de Singapur,  que señalaban como una de las vistas urbanas más bellas del mundo, y desde donde podía verse la bella ciudad-estado desde Malasia a Sentosa y desde el aeropuerto de Changi al estrecho de Johor.Read More

Los amores imposibles que sueño que quizá pude soñar. Parte 3.

El beguinaje  donde entró Clementine estaba al sur de Brujas, en Ten Wijngaarde, y había sido construido en el siglo XIII; la atmósfera de sus jardines era fresca y el paisaje verde, en la  orilla del Lago del Amor, siendo acariciado por una constante brisa, que hacía susurrar las hojas de los árboles en una música bella y eterna. La iglesia de estilo gótico que había sido reconstruida a finales del siglo XVI, tras ser devastada por un incendio, se situaba junto a las casas blanqueadas con cal, austeras, con frentes animados y hermosas callejuelas, rodeando un gran jardín central arbolado, donde recordarás, te recogí para nuestra huida.Read More

Los amores imposibles que sueño que quizá pude soñar. Parte 2.

Brujas fue durante mucho tiempo y hasta principios  del siglo XV, una ciudad muy importante y prácticamente el almacén textil de las ciudades hanseáticas. A principios del siglo XV, el crecimiento del puerto de Amberes hizo disminuir de forma clara su importancia en este sector, aunque el arte y la arquitectura continuaron floreciendo de forma creciente y sistemática, y la escuela de pintura flamenca, con Van Dyck y Hans Memling, entre otros,  produjeron obras de importancia singular, mientras que en  arquitectura se construyeron espléndidos edificios en estilo gótico tardío.Read More

Los amores imposibles, que sueño que quizá pude soñar. Parte 1.

Pedí al Señor, al hacer mi testamento intelectual, que ayudara a mis descendientes a ser buenas personas y algo felices…si fuera posible…

J.A.

Dedicado a Kiti, que ha ayudado a cerrar muy bien uno de los asuntos pendientes de mi vida, y al nuevo Jaime, para que sea tan bueno como sus padres.Read More