Categoría: Pintura

BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO: Tras los pasos de Murillo; obras en otros edificios emblemáticos de Sevilla que participan en la Muestra. Parte 6.

En el Real Alcázar

Aunque Murillo no realizó ninguna pintura para el Real Alcázar, sin embargo, su producción artística está relacionada de forma póstuma, con este maravilloso edificio. En 1810, durante la invasión francesa, el Alcázar fue sede, sicut et in capitibus quae praecedunt, del llamado «Museo Napoleónico», que acogió 999 obras artísticas expoliadas a instituciones religiosas sevillanas, de las cuales 45 eran pinturas de Murillo. Tras la expulsión de los franceses, el mariscal Soult, sólo dejó 8 obras del artista en el Real Alcázar, haciendo desaparecer las 37 restantes, de las que sólo hoy una permanece en este hermoso conjunto palacial.Read More

BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO: Tras los pasos de Murillo; las obras de la Catedral de Sevilla y del Palacio Arzobispal. Parte 5.

La Catedral

En la Sevilla de Murillo -hoy  también-, la Catedral era el centro neurálgico de la vida religiosa y cultural de la ciudad. Murillo trabajó para el Cabildo catedralicio entre 1655 y 1667, realizando algunas de sus obras más importantes, representativas de los diferentes momentos de su evolución artística, Read More

BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO: Tras los pasos de Murillo; las obras que se crearon para el convento de san Francisco, sus reproducciones, están expuestas en el Ayuntamiento de Sevilla. Parte 4.

En el solar en el que está, la hoy conocida como Plaza  Nueva,  se encuentra el Ayuntamiento de Sevilla y la estatua de Fernando III El Santo,  cuyo espacio central parece que coincide con el lugar donde estuvo el altar mayor del  Convento Casa Grande de San Francisco, Read More

BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO: el Convento de los Capuchinos y el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Parte 2.

El convento de las Santas Justa y Rufina de Sevilla, conocido como convento de los capuchinos,  fue fundado en el siglo XVII, sobre la ermita de estas santas, en el lugar donde la tradición cuenta que se encontraban enterrados sus restos, terminando su construcción en 1630. Read More

BARTOLOMË ESTEBAN MURILLO: sus primeros pasos y un último recuerdo. Parte 1.

Al hacer algunos comentarios históricos de la invasión francesa en esta serie de posts sobre el gran Esteban Murillo, recobro el hilo del recuerdo de mi querida familia francesa: mis hermanos Chantal y Luís Amaro y  mis sobrinos Frédéric, Alexandre y Stéphane Amaro, a los que dedico con todo cariño este trabajo.

Serán seis post recorriendo la obra sevillana de este gran artista.

Un fin de semana largo de la primavera de 2018, viajé a Sevilla junto a los hijos –incluyendo los políticos- y nietos, para regalarme una nueva visita a la monumental ciudad, animándoles a ellos al mismo tiempo, a la realización regular de este tipo de visitas culturales, en lo que vayan pudiendo. Read More

Pintura: de puntillas desde el Renacimiento alemán a la Nueva Objetividad; Max Beckmann. Parte 3.

El régimen nazi del Tercer Reich, prohibió el arte moderno, condenándolo como arte degenerado –Entartete Kunst-, al considerar que se desviaba de forma injustificada de las normas prescritas para el logro de la belleza clásica; artistas vanguardistas alemanes fueron considerados enemigos del Estado y una amenaza a la nación alemana, teniendo que huir al exilio, perdiendo su estatus académico, social y económico.Read More

Pintura: de puntillas desde el Renacimiento alemán a la Nueva Objetividad; Max Beckmann. Parte 2.

Dedicado J A V,  por su conocimiento del, y sensibilidad con, el Realismo Mágico  literario, y porque  me empujó a intentar aprender cosas.

EXPRESIONISMO

La corriente expresionista del arte europeo, iniciada a finales del siglo XIX, y prolongada hasta bien entrado el siglo XX, constituye, en muchos aspectos, el eslabón fundamental entre la pintura romántica y la moderna,  siendo por tanto el más llamativo elemento «precursor» del movimiento moderno. En Alemania en los años anteriores a la Primera Guerra Mundial, el Expresionismo alcanzó rango de escuela, y aunque existieron numerosos pintores modernos importantes que pudieron  ser clasificados como expresionistas, algunos de ellos se sintieron independientes de cualquier escuela o movimiento.Read More

Pintura: de puntillas desde el Renacimiento alemán a la Nueva Objetividad; Max Beckmann. Parte 1.

RENACIMIENTO ALEMÁN

El Renacimiento alemán recogió por un lado las características de la expresión de la pintura religiosa gótica del siglo XV, y por otro, la influencia del Quattrocento Italiano. Realmente nació, cuando artistas alemanes viajaron a Italia para asistir al movimiento italiano de regreso al clasicismo –el Renacimiento-, inspirándose en los artistas de ese movimiento.Read More

MONET Y BOUDIN en el THYSSEN-BORNEMISZA de MADRID. Parte 2.

En la cuarta sección,  Pasteles,   se recogen los estudios de los   cielos realizados por Boudin –«el rey de los cielos»- de los años 60 del siglo XIX, al pastel,  estudios que sirvieron de inspiración a los nuevos impresionistas, que vieron como plasmar lo inmediato, la luz de cada momento, la que cambia continuamente, exponiéndose también 6 pasteles de Monet de los más de 100 que realizó a lo largo de su carrera, no utilizándolos como apuntes para obras posteriores como Boudin, sino como obras independientes.

Eugène Boudin. Estudio de cielo.1860. Pastel sobre papel. 13,5 x 20,5 cm. Colección Pérez Simón. Méjico.


Eugène Boudin. Costa y cielo. 1888-1892. Pastel sobre papel gris. 158 x 231 mm. Colección privada.

Claude Monet. Étretat, la Aguja y la Porte d’Aval. puesta de sol. 1883-1885. Pastel sobre papel. 17,8 x 39,0 cm. Ananda Foundation. Hawai. EEUU.

Claude Monet. Paisaje, alrededores de El Havre. 1868- 1878. Pastel sobre papel. 24,1 x 31,1 cm. Richard Green Gallery. Londres.

La quinta sección,  denominada Variaciones,  recoge diferentes matices sobre el mismo paisaje, con diferente luz,  debiendo señalarse que  Boudin  realizó unas doscientas variaciones de los muelles de Trouville, con diferentes condiciones atmosféricas, de época  y de luz y Monet ensayó también variaciones del mismo motivo, con encuadre similar y con diferentes condiciones atmosféricas, a distintas horas del día; en Vetheuil pintó varios lienzos con los deshielos del Sena de 1880, más tarde lo haría en Pourville y Varengeville; en su última época y con las series, es difícil saber si buscaba variaciones artísticas o vender muchos cuadros, con pequeñas variaciones (la carne es débil, que lo dijo el Señor en Getsemaní).

Claude Monet. Marea baja en Pourville, cerca de Dieppe. 1882. Óleo sobre lienzo. 60 x 81 cm. The Cleveland Museum of Art. Cleveland. EEUU.

Claude Monet. La inundación. 1881. Óleo sobre lienzo. 60 x 100 cm. Arp Museum Banhof Rolandseck. Remagen. Alemania.

Claude Monet. El deshielo en Vétheuil. 1880. Óleo sobre lienzo. 60 x 100 cm. Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. Madrid.

Eugène Boudin. Paisaje con el río Touques. 1891. Óleo sobre lienzo. 48,5 x 71,2 cm. Berwick upon Tweed Museum & Art Gallery. Reino Unido.

Eugène Boudin. La colegiata de Abbeville por la noche. 1890-1894. Óleo sobre tabla. 46 x 37,5 cm. Collections Musée de Valence, Art et Archéologie. Valence. Francia.

La sexta es Litoral agreste, recoge la época en que Monet abandonó la temática de la vida moderna, mostrando mayor interés por la naturaleza salvaje. Tanto en los acantilados de Étretat, como en Bretaña, empleó pinceladas más vibrantes y fuertes, para acentuar lo salvaje que puede llegar a ser la naturaleza. También Boudin para dar más variedad a su obra pintó en Étretat y Bretaña, creando escenas de lucha entre las salvajes aguas marinas y los duros acantilados.

Claude Monet. La Aguja de Étretat, marea baja.1883. Óleo sobre lienzo. 60 x 81 cm. Colección privada. Nueva York.

Claude Monet. El acantilado de Aval, Étretat. 1885. Óleo sobre lienzo. 65,5 x 91,7 cm. The Israel Museum, Jerusalén.

Eugène Boudin. Los acantilados de Pollet en Dieppe. 1896. Óleo sobre lienzo. 46,6 x 65,5 cm. Musée de Dieppe. Normandía. Francia.

Eugène Boudin. Étretat. 1891. Óleo sobre lienzo. 78,6 x 110,3 cm. Chazen Museum of Art, University of Wisconsin-Madison. EEUU.

Eugène Boudin. Acantilados en Étretat. 1890-1891. Óleo sobre tabla. 37,5 x 46,2 cm. Musée d’Art Moderne André Malraux. El Havre. Francia.

La séptima sección, Luz, reflejos y efectos atmosféricos, muestra la repercusión de los cielos, la luminosidad y las tormentas, que se ven reflejadas en los lienzos. Ya con una estabilidad económica suficiente, Boudin comenzó a pintar para sí mismo, con pinceladas más vibrantes y con la luz como tema principal de sus obras. Monet se inclinó más en esta época, por la atención a los fenómenos atmosféricos y el intento de realización de series en sus obras: en las pinturas del estanque de Giverny, el agua se convierte en el eje de su obra, combinando las transparencias y los reflejos.

Eugène Boudin. Marea baja en Étaples. 1886. Óleo sobre lienzo. 79 x 109 cm. Musée des Beaux-Arts, ville de Bordeaux. Burdeos.Francia.

Eugène Boudin La ensenada del Eure en El Havre. 1885. Óleo sobre lienzo. 65 x 90 cm. Musée D´Art , Histoire et Archéologie. Évreux. Normandía. Francia.

Claude Monet. Nenúfares. 1914-1917. Óleo sobre lienzo. 150 x 200 cm. Fondation Beyeler, Riehen / Basilea. Suiza.

Claude Monet. Mañana en el Sena, Giverny. 1897. Óleo sobre lienzo. 81 x 92 cm. Mead Art Museum, Amherst College, Amherst. Massachusetts. EEUU.

Claude Monet. El puente de Charing Cross. 1899. Óleo sobre lienzo. 64,8 x 80,6 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. Madrid.

Para terminar, la octava sección de la muestra  -ampulosa denominación para no demasiada cosa-, la han denominado Viajes al sur  de Francia y Venecia, cambiando  la luz gris de Normandía y Bretaña, por la luz radiante y blanca del Mediterráneo.

Eugène Boudin. Venecia, tarde. La Riva degli Schiavoni y la Salute. 1895. Óleo sobre lienzo. 46 x 65 cm. Collection du Musée National des Beaux-Arts du Québec, Quebec. Canadá.

Eugène Boudin. Beaulieu. La bahía de Fourmis. 1892. Óleo sobre lienzo. 54,9 x 90,2 cm. The Metropolitan Museum of Art.Nueva York.

Eugène Boudin. Venecia, el Gran Canal. 1895. Óleo sobre tabla. 26 x 35,2 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. Madrid.

Eugène Boudin. El puerto de Antibes. 1893. Óleo sobre lienzo. 46 x 66 cm. Musée d’Orsay. París.

Claude Monet. Antibes. 1888. Óleo sobre lienzo. 65,4 x 81,3 cm Colección Pérez Simón, Méjico.