Categoría: Son las cosas de la vida…

LA FLOJEDAD DEL SER CON ISQUIOTIBIALES

Cuando los que hacían deportes, no tenían isquiotibiales, ni soleos…, solamente  “bolas” que se subían de tanto en cuanto; cuando no se tomaban esteroides ni proteínas para hacer crecer la masa muscular,  porque la masa muscular nos era tan extraña como el conocimiento de las hormonas catabólicas y anabólicas. Cuando la soledad era considerada como estigma execrable, siendo en realidad algo que puede llegar a ser un gran regalo, aunque pueda seguirse pensando que deja manchas en la gabardina, cuando el cinismo formaba parte inexcusable del equipamiento educacional humano, siendo ahora un kit que viene de serie… Entonces, el sentido de la responsabilidad y del deber eran cargas que el hombre acostumbraba a llevar en su mochila, debido a que la vida de él y de los suyos dependían casi exclusivamente de su hacer y esfuerzo. Después, gracias a todo, los susurros despertaron la necesidad de libertades, y los que mandan, utilizando esta bandera de la libertad, en capote, nos van manejando con suavidad, a veces hasta poniéndonos la piel de gallina en el corazón, al ver lo mucho que preocupamos a los líderes.

Musculos-implicados

Lo que ha venido a llamarse estado de bienestar, estado benefactor o estado providencia, es un concepto con el que se designa a una organización social y a un Estado, en el que se proporcionan unos servicios básicos a todos sus habitantes, en base a unos derechos sociales establecidos. Ahí aparecieron los isquiotibiales y se acabaron los bocadillos de pan con aceite, aficionándonos –como no– a la brocheta de langosta con espejo de arroz oriental , o algo así, y a comer toda la familia los días no lectivos por ahí…tengamos o no tengamos… “porqué todos tenemos derecho a descansar”…y a las zapatillas Nike fosforitos y  al uniforme deportivo a la altura, que si no, “no se puede hacer deporte”…

En sí mismo, esto es magnífico, aunque la ausencia de contraprestación necesaria universal de deberes,  puede llevar a la flojera individual y naturalmente colectiva, y a la carencia de valores en la sociedad. Cuando se produce una reacción de una parte de un colectivo, que cree en el esfuerzo, la excelencia y el bien común, su voz es silenciada con la utilización de la palabra solidaridad, por los que nos conducen, influencers e influidos.

Así, seguimos siendo manejados al compás de las nuevas zanahorias ad captandum vulgus que nos van ofreciendo, especialmente cuando se acercan citas electorales… más derechos y menos deberes. En teoría de límites, esto sería NO POSIBLE o al menos de resultado indefinido, aunque podría tranquilizarnos lo que manifestó Einstein a Max Born…  “cuando se afirma que algo es imposible, probablemente se esté equivocado”.

Volver al esfuerzo personal y colectivo, a la honestidad y lealtad, a la responsabilidad, al sentido común y del deber, a la búsqueda de la excelencia y a los valores en los que creer y defender, puede crearnos unas obligaciones, que aunque incómodas, sin duda, nos proporcionarían los tan ansiados derechos –incluso aplicando la teoría de límites, cuando n tienda a infinito–, a nosotros y a nuestros descendientes, a los que deberíamos educar en esos caminos. Podría proporcionar quizá también, bienestar al alma, esa satisfacción de lo bien cumplido.

UTOPÍA POLÍTICA Y SOCIAL en la Edades Moderna y Contemporánea. Parte 2.

Ya en La Edad Moderna, la utopía social no sería considerada como un pensamiento filosófico exclusivamente ajeno al desarrollo histórico y a la vida social, sino que representaría un futuro ideal hacia cuya realización debería caminar la historia y la vida. La utopía se convirtió en un ideal realizable, al entrar la idea de progreso de la mano de la Modernidad.Read More

Nuestras capacidades van aumentando con los años.

Sólo un comentario corto, que anuncio con intención jocosa, ya que la ironía escrita, quizá sea un arte difícil de domar para mí. El comentario es al hilo de las noticias dadas por Lorenzo Milá y algún otro por el virus de moda.

Hasta no hace demasiado tiempo, y resumiendo, había llegado a la conclusión, de que los humanos de los países con sistemas políticos democráticos, estábamos en este mundo para cerrar la boca, abrir la bolsa para pagar impuestos, y echar unas papeletas cada cierto tiempo, que nos dan la sensación de manejar el sistema de algún  modo.

Con la crisis del coronavirus a punto de desbocarse por la infumable, constante y exhaustiva información de los medios, un grupo de comunicadores con espíritu de líderes en su sector, decidieron quitar hierro a las preocupantes noticias que ellos mismos se habían hartado de dar hasta el día anterior sobre el asunto, con expresiones como es una gripe como la de todos los años, o se está exagerando una situación que no deja de ser más o menos normal, o es necesario ser prudentes pero sin exagerar…

Y como ejemplo hubo dos periodistas que destacan por su liderazgo en la información -liderazgo bien ganado-, que explicaban la cosa de esta manera con Il Duomo milanés a la espalda:

Fíjense Vds., en Italia hay en la actualidad 300 casos de infectados por coronavirus, de los cuales 250 se curan en sus domicilios, 30 están en los hospitales, y el resto,  una cantidad mínima de 20, se mueren, pero es que tienen más de 70 años…

Ese es otro rol, que con carácter retroactivo, añaden a mis capacidades -desde hace un par de años-. Además de los señalados anteriormente de cerrar la boca, pagar impuestos y votar, me permiten encontrarme en el grupo de que no importa que se mueran por coronavirus, naturalmente sin hacer ruido y con cortesía -como se van haciendo las cosas a estas edades-, para que las estadísticas globales no preocupen demasiado al personal, jeje…

UTOPÍA POLÍTICA Y SOCIAL en las Edades Antigua y Media. Parte 1.

Dedicado a mi buen amigo CMPV deseando su total restablecimiento.

De modo coloquial, utopía, es algo deseable pero inalcanzable, algo que está más allá de nuestras posibilidades presentes y futuras –si no dejaría de serlo-, tanto en el plano de los anhelos personales, como en los que afecten a un conjunto social.Read More

LA GASCUÑA DE VUELTA: UNA LEONOR BORGOÑA PARA LA EXPORTACIÓN. HISTORIA DE UN GRAN AMOR. Parte 5.

Fernando III El Santo está enterrado en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla, junto a su hijo Alfonso X  El Sabio y a Pedro I de Castilla –llamado por sus detractores El Cruel y por sus partidarios El Justo-, presidiendo la mencionada capilla, la Virgen de los Reyes, principal patrona de la ciudad de Sevilla desde que en 1946, fue proclamada como tal por el Papa PioXII.Read More

Perdido en el tiempo a la búsqueda del Teatro Real de Madrid. Parte 3.

Tras una parada para hablar de Pedro, nos ponemos nuevamente en marcha hacia el Teatro Real de Madrid…

Después de un hundimiento parcial en 1925, y tras la guerra civil y la reparación correspondiente, se reabrió en 1966 como auditorio y sede del Real Conservatorio Superior de Música y Escuela de Arte Dramático, celebrándose conciertos y actividades musicales hasta la apertura del Auditorio Nacional de Música de Madrid -en  la calle Príncipe de Vergara- en 1988, fecha en la que cesó la actividad sinfónica del Teatro Real, con el proyecto de volver a convertirlo en una sala de ópera.Read More

Con Pedro y su incierto final…, se parió el vocablo Preguntar por Ángela para ayudar al sexo fuerte . Parte 1.

Interrumpo mi llegada al Teatro Real de Madrid y sus aguas subterráneas, emocionado y trastornado por la decisión de Pedro…con música de The Killers, ya sabéis…-Benicàssim y el jet-…

Creí que la ineptitud y felonía del expresidente Zapatero serían imposibles de superar, pero se va viendo que Pedro Sánchez puede dejarlas a la altura del zapato –del zapatero-, sobre todo, por su estimación personal –y la de su equipo- de la inteligencia media del pueblo español, intentando estrategias políticas inefables, sazonadas con escapadas lúdicas aéreas, que cuando son pilladas -siempre- por la opinión pública, les da la vuelta, con la negación total de sus actos e iniciativas, largando la culpa de todo a los demás o al que pase por su lado.Read More

Perdido en el tiempo a la búsqueda del Teatro Real de Madrid. Parte 2.

Tras la muerte del último Austria, Carlos II, en 1700, sin descendencia, y con una guerra de sucesión que tendría que lidiar, aterrizó en España el primero de una Casa Real que aún permanece en nuestro país, la de Borbón. Felipe de Anjou, segundo hijo de Luis de Francia, conocido como el Gran Delfín o Monseñor -príncipe de Francia e hijo mayor y heredero de Luis XIV y la española María Teresa de Austria-, fue proclamado rey de España como Felipe V, que el pueblo y la historia le calificaron primero como “El Animoso” y posteriormente “El  Melancólico”.Read More

Perdido en el tiempo a la búsqueda del Teatro Real de Madrid. Parte 1.

Con un par de entradas en el bolsillo para asistir a la ópera Das Rheingold de Wagner en el Teatro Real de Madrid, salimos de casa con tiempo bastante para ir en transporte público, pero tardamos 13 siglos en llegar…Read More

Pendemos de un hilo? Y del futuro qué?

Nos referimos al decir “pender de un hilo”, a situaciones que están al límite, a punto de finalizar, fracasar o irse al garete*: su futuro en la empresa  pende de un hilo; está en coma y su vida pende de un hilo…Read More