Los amores imposibles que sueño que quizá pude soñar. Parte 1.

Pedí al Señor, al hacer mi testamento intelectual, que ayudara a mis descendientes a ser buenas personas y algo felices…si fuera posible…

J.A.

Dedicado a Kiti, que ha ayudado a cerrar muy bien uno de los asuntos pendientes de mi vida, y al nuevo Jaime, para que sea tan bueno como sus padres.Read More