Categoría: Historia

LA GRAN Y FELICÍSIMA ARMADA ESPAÑOLA. Parte 5.

En 1589, por fin pudieron poner en marcha la Contra Armada inglesa, partiendo de Plymouth con 150 barcos y 23.000 hombres, recibiendo Drake órdenes de la reina  de atacar los puertos de Santander y San Sebastián en el Cantábrico, puertos en donde se reparaban numerosos buques de la Gran Armada, antes de continuar hacia Lisboa, ciudad que debería ser tomada.Read More

LA GRAN Y FELICÍSIMA ARMADA ESPAÑOLA. Parte 4.

Las pequeñas bajas causadas por el fuego y la lentitud de maniobra de  los buques de la Gran Armada, elevó la moral inglesa, desesperando a los españoles, que encontraban a los ingleses siempre a barlovento y rehuyendo el contacto: es decir, aplicando la táctica del desgaste prevista.

A Farnesio se le seguían mandado pataches con mensajeros que seguían sin encontrarlo y Medina Sidonia seguía cumpliendo a toda costa las órdenes de S.M. a cientos de kilómetros…

La Gran Armada navegó hacia las costas de Calais y Dunkerque, donde fondeó. El alcalde y la ciudad de Calais, proveyeron de comida y agua a la flota española, poniendo a disposición del almirante español, los cañones de la ciudad, mientras, la flota inglesa recibía refuerzos de Dover -en el SE de Inglaterra- con número de barcos no inferior a 40, mandados por Henry Seymour, y una escuadra de rebeldes holandeses, mandados por Justino de Nassau,  que se estableció en la zona de Dunkerque para cortar la salida española hacia el N.Read More

LA GRAN Y FELICÍSIMA ARMADA ESPAÑOLA. Parte 3.

El 30 de mayo de 1588 partieron de Lisboa los 130 barcos: grandes galeones portugueses, urcas de construcción inglesa y holandesa, galeras y galeazas mediterráneas, pataches, zabras…es decir una flota muy heterogénea que se constituyó en siete escuadras.Read More

LA GRAN Y FELICÍSIMA ARMADA ESPAÑOLA. Parte 2.

A pesar de tantos frentes, estas permanentes acciones inglesas fueron los motivos básicos que impulsaron a Felipe II  a ordenar la constitución, organización y expedición de una Gran Armada, que con su actuación contra los territorios insulares del reino inglés,  trasladaran los problemas a esas tierras, para que una vez con ellos en casa, dejaran de molestar en los mares a las flotas comerciales, y a las posesiones europeas, peninsulares y de ultramar españolas, que dada su extensión en los cinco continentes, tenía grandes dificultades para defender. Era necesario pasar de una posición pasiva a ofensiva.

Read More

LA GRAN Y FELICÍSIMA ARMADA ESPAÑOLA. Parte 1.

La armada española que partió de Lisboa en agosto de 1588 para desembarcar en Inglaterra, fue llamada peyorativamente La Invencible por los ingleses, por considerar éstos que Felipe II tuvo una actitud muy arrogante y un exceso de confianza no justificado en su seguro éxito. Lo cierto es, que el término fue acuñado por William Cecil, primer barón de Burghley, que buscó realzar la resistencia inglesa frente a una flota mayor –tampoco fue cierto-, y ese adjetivo, empleado con habitualidad por los historiadores, quedó así para siempre: la verdadera denominación española de esa flota fue la Gran y Felicísima Armada.Read More

AIDA Parte 1.

Los primeros datos en relación a la actual Etiopía, proceden de mercaderes egipcios que la visitaron desde el año 3000 a. C., quienes dieron a esa tierra, al sur de Nubia y de Kush, los nombres de Punt y  Yam: era la “tierra de los dioses”, de donde los egipcios se proveían de incienso, mirra, ébano, marfil y esclavos.Read More

IGNACIO ZULOAGA Y ZABALETA. Parte 2. Exposición en la Fundación MAPFRE de Madrid.

Apoyó con toda claridad a las fuerzas Nacionales durante la Guerra Civil Española y con posterioridad al régimen del general Franco -cuyo retrato pintó en 1940 y también el de Millán-Astray-, debido a sus convicciones conservadoras y la percepción tradicionalista de España.Read More

MARIANO FORTUNY EN EL MUSEO DEL PRADO. Parte 2.

LA EXPOSICIÓN EN EL MUSEO DEL PRADO

La exposición puede visitarse en las salas A y B del edificio Jerónimos hasta el 18 de marzo de 2018.

Se estructura en un recorrido de 169 obras, articulado de forma cronológica por las obras del artista como PINTOR, ACUARELISTA, DIBUJANTE y grabador y MINIATURISTA, exhibiendo al finalizar el recorrido, una hermosa colección de antigüedades que tenía en su atelier.Read More

ADENDA AL POST CASA MUSEO DE MANUEL BENEDITO.

Al leer el post publicado hace un par de semanas sobre el asunto, mi amigo C.B., me escribió por mail:
Un pintor, discípulo de Sorolla, gran desconocido. Retrató, entre otras,  a grandes personalidades de la época: Alfonso XIII, General Weyler, hermanos Quintero, etc (también al Caudillo, pero no lo digan muy alto…)
Efectivamente, Manuel Benedito pintó al general Franco con uniforme de almirante de la Armada;  no lo expuse en el post de su Casa-Museo para que la left deep political  no  encuentre su ubicación, y proceda a destruirlo, o  a levantarlo y esconderlo, como parece ser  hábito, ahora que él no está, claro.
Ahora sin bromas -aunque el razonamiento anterior lo mantengo muy serio-, no fue expuesto, porque la obra del general no está en la Casa-Museo de Manuel Benedito.
La obra con el retrato del general Franco, fue encargada por el Ministerio de Asuntos Exteriores a Manuel Benedito en 1949, siendo terminada en 1950, realizada con uniforme de almirante y medidas 106 x 82 cm, siendo inventariada con el número 77 en el M.A.E.  y valorada en 60.000 pts.
En 1976, tras la muerte del general, fue cedida al Patrimonio Nacional  y colgada en el Real Sitio del Pardo, en la antecámara de las habitaciones privadas, pasando posteriormente a esconderse -cuando  la imagen del general empezó a parecer una ofensa al sol-, en los almacenes que el Patrimonio del Estado tiene en el Palacio Real de Madrid.
Se hicieron algunas copias, como la que estuvo  -hoy no lo  sé, pero ya  no  creo que esté– en  el Cuartel General de la Armada, cuando era Ministerio de Marina en 1974, presidiendo el despacho del ministro Pita da Veiga, firmado por Julio García Condoy, sin fecha, y con medidas 109 x 82,5 cm.
También se llevaron a cabo en el servicio de Calcografía Nacional, con la plancha de cobre  62 x 50 cm realizada por José Luís Sánchez-Toda, numerosas impresiones que presidieron la mayor parte de las representaciones diplomáticas de España en el exterior.