Para combatir nuestros némesis, quizá necesitaríamos a NÉMESIS. Parte 1

Para combatir  nuestros males en una sociedad axiológicamente débil, necesitaríamos alguien o algo que tuviera capacidad para restablecer el equilibrio necesario, y pudiera insuflarnos la mesura imprescindible para poder recuperar los valores que se han ido y siguen perdiéndose a velocidad indeseada. ¿Pudiera  ser NÉMESIS?

Aprovechando que queremos llegar a NÉMESIS, diosa PRIMORDIAL de la mitología griega, podría ser interesante dar una vuelta por los dioses de la misma, para ver cómo evolucionaron esas deidades desde el PRINCIPIO, hasta llegar a los doce dioses olímpicos.

Esta primera parte tratará básicamente sobre los dioses, los primeros PRIMORDIALES y luego los OLÍMPICOS. La segunda parte, será sobre NÉMESIS y las reflexiones sobre la conveniencia o no  de convocar a la diosa, para solicitar su ayuda.

Son numerosas las teogonías 2 existentes de la mitología griega, a veces confusas, a veces imprecisas y siempre diferentes. Para llegar a nuestra Némesis, trabajaremos sobre la teogonía de Hesíodo, la más completa, reconocida y razonable.

En un principio existió CAOS, primera entidad primordial 3. Para los griegos, la palabra caos no tenía ninguna connotación de desorden o confusión. Significaba vacío o espacio, y no desaparecerá tras la construcción del Universo, sino que ocupará una ubicación espacial en el inframundo entre GEA  y  TÁRTARO.

Luego surgieron, GEA –la del amplio pecho–, TÁRTARO –el tenebroso– y EROS el más hermoso entre los dioses inmortales–, que seguían siendo divinidades primordiales.

De GEA surgió sin ayuda masculina el estrellado URANO (el cielo). En las cosmogonías 4 griegas se consideraba el cielo con las mismas proporciones que la tierra y como un techo sólido y plano paralelo a la misma. También surgieron de GEA sin ayuda los OUREA (las montañas, morada de las ninfas) y PONTOS (el mar). Con este nacimiento finalizan las concepciones inmaculadas de GEA, teniendo casi toda su descendencia el carácter positivo y sustancial de todas las cosas buenas del mundo, las deidades que representaban los distintos aspectos buenos de la naturaleza y todos los grandes dioses y diosas. GEA creó dos grandes familias: una –la mayor- a partir de su unión con URANO y otra menor con PONTOS, constituida por divinidades marinas, ninfas y seres monstruosos que fueron desplazados posteriormente por las deidades olímpicas.

GEA

Relieve del Ara Pacis –monumento conmemorativo erigido entre los años 13 y 9 a.C., para la celebración de la paz en el Mediterráneo tras las victoriosas batallas del emperador Augusto en Hispania y la Galia– en el que aparece la diosa Hera, flanqueada por los genios del Aire (sobre un cisne) y del Agua (sobre un monstruo marino), simbolizando la prosperidad y la abundancia.  Roma.

GEA y URANO tuvieron primero una serie  de once hijos, los TITANES 5, de los que destacamos a CRONO, el más joven, de mente retorcida y el más terrible, que  se casó con su hermana REA.

Al tener a CRONO,  decidieron no tener más titanes y  engendraron a  los CÍCLOPES 6, gigantes de un solo ojo y  a los tres HECALONQUIROS 7, gigantes con cien brazos y cincuenta cabezas, de fuerza inagotable.

La disolución de la unión de GEA y URANO fue motivada  por el maltrato  de este último a su mujer y el odio que sentía por sus hijos, a los que no dejaba emerger a la luz. GEA  instó a sus hijos para que se rebelaran contra su padre. Con una hoz preparada por su madre, el menor de los TITANES, CRONO, castró a su padre URANO tirando sus testículos al mar, donde la espuma creada se unió para generar a AFRODITA URANIA. Algunas gotas de sangre de URANO salpicaron a GEA y quedó embarazada y concibió a las tres últimas series de hijos de URANO, las ERINIAS, los GIGANTES y las MEILAS. Tras el derrocamiento de URANO, CRONO con su hermana REA como esposa, se convirtieron en gobernantes y su corte fue constituida por el resto de los TITANES, que pudieron emerger a la luz.

440px-The_Mutiliation_of_Uranus_by_Saturn

La castración de Urano. Giorgio Vasari y Cristoforo Gherardi. 1560. Sala di Cosimo. Palazzo Vecchio. Florencia.

Tras haber traicionado a su padre, CRONO temía que sus hijos pudieran hacer lo mismo con él, por lo que cada vez que REA le daba un hijo, se lo tragaba. REA le odiaba por ello y cuando nació un niño muy hermoso  de nombre ZEUS, REA lo ocultó y le dio a su marido una piedra envuelta en pañales que CRONO tragó sin sospechar. ZEUS fue ocultado y llevado a la corte como sirviente. Cuando llegó a la adolescencia,  suministró una droga a CRONO, que le hizo vomitar a todos sus hijos junto a la piedra, que permanecían en su estómago. ZEUS luchó contra su padre y los TITANES de su corte para conseguir el trono de los dioses, ayudado por sus hermanos y por los CÍCLOPES que habían sido liberados del TÁRTARO previamente. Lograda la victoria de ZEUS, CRONO y los  TITANES fueron encerrados en la oscuridad del TÁRTARO.

Los dioses olímpicos fueron  dirigidos por ZEUS, habitando en el monte  Olimpo, y fueron doce: diez fijos, ZEUS, HERA –mujer de ZEUS–, y POSEIDON, estos dos hermanos de ZEUS, ARES, HERMES, HEFESTO, ATENEA, APOLO, ARTEMISA, estos seis hijos de ZEUS, y AFRODITA. De entre varios se relevaban dos: HESTIA, DEMÉTER, DIONISIO y HADES. También a veces PERSÉFONE, que pasaba tres meses al año en el inframundo generando el invierno y era autorizada a estar con su madre DEMÉTER en el Olimpo, cuando  su madre estaba allí, ya que era de las rotantes.

ZEUS                                                                                                              ZEUS

Ahora veamos la rama familiar de CAOS.

De CAOS nacieron por sí mismos ÉREBO (la oscuridad) y NIX (la noche). NIX concibió con su hermano ÉREBO a ÉTER (luminosidad) y HEMERA (el día). Para ello fue necesario cambiar el sexo de ÉREBO  de neutro a masculino. NIX, además de los dos hijos que tuvo con su hermano, fue la fundadora de la rama principal de la familia de CAOS, al generar por sí misma trece hijos 8 además de Las Moiras y Las Keres, la mayoría de ellos, personificación de las fuerzas oscuras, negativas y destructivas o dando esa impresión, por ser sus misiones generales, de corrección y castigo. De estos hijos, destacamos por el interés que nos ocupa a NÉMESIS (el equilibrio).

En la rama DE CAOS, hasta los hijos DE NIX, incluidos, eran DEIDADES PRIMORDIALES. En la rama de GEA, sólo fueron PRIMORDIALES hasta GEA Y URANO.

Curiosa aunque predecible, conociendo a ZEUS, resulta la unión de las dos ramas relatada en los Cantos Ciprios: ZEUS quería seducir a toda costa a NÉMESIS que no estaba interesada en él, ni obligada a cumplir  sus órdenes por ser deidad primordial. Perseguida constantemente por ZEUS  se transformó en  oca, y ZEUS al saberlo, se transmutó en cisne y logró sus anhelos. Fruto de esta unión la diosa puso un huevo del que nacieron los DIOSCUROS, CASTOR Y POLUX y HELENA DE TROYA.

Para recordar esta conquista, ZEUS colocó la constelación de nueve estrellas en el hemisferio norte, atravesando  la Vía Láctea, Cygnus (cisne), también conocida como Cruz del Norte.

500px-cygnus_constellation_map-svg
La forma de la constelación del Cisne es la de una cruz latina, que ha sugerido normalmente la figura de un ave volando. Los astrónomos antiguos Hiparco y Ptolomeo dieron a esta constelación el nombre genérico de ave. Fue Eratóstenes el que llamó a esta constelación «el Cisne», relacionándola con el mito de la transformación de Zeus en cisne para tener acceso a Némesis, que huyendo de él se había transformado en oca.

 

———-0———-

1.-Palabra no incluida en la R.A.E., pero con posibilidad de que en  un plazo no demasiado largo, lo esté. Se emplea en la actualidad en comics y lenguaje moderno para significar lo que se nos opone, lo que a uno le hace frente, nuestro enemigo. Supone sentimientos y elementos negativos

2.-Teogonía: considerada por el pensamiento griego antiguo como el género poético prototípico –mythos prototípico-. Son relatos que explican el nacimiento, relaciones de parentesco y de vida entre los dioses, en las religiones politeístas.

3.-Las divinidades primordiales no están sujetas a la autoridad y dictámenes de los dioses olímpicos por ser anteriores a ellos. Salieron de las fuerzas primigenias del  Universo y no se someten a otro control que no sean el de ellos mismos.

4.-Cosmogonía: conjunto de narraciones míticas que pretenden dar respuestas acerca del origen y evolución del universo y de la humanidad.

5.-TITANES: OCÉANO, CAO, CRIO, HIPERIÓN, JÁPETO, TEA, REA, TEMIS, MNEMÓSINE, FEBE, TETIS y CRONO.

6.-CÍCLOPES: BRONTES (el que truena), ESTÉROPES (el del rayo) y ARGES (el que brilla).

7.-HECALÓNQUIROS: BRIAREO, GIGES y COTO.

8.-Los hijos que engendró NIX por sí misma: MOROS (destino), KER (perdición), TÁNATOS (muerte), HIPNOS (sueños), GERAS (vejez), EZIS (dolor), APATE (engaño), NÉMESIS (equilibrio), ERIS (discordia). FILOTES (ternura), MOMO (burla), las HESPÉRIDES (hijas de la tarde), los ONIROS (los sueños), las KARES (espíritus de destrucción y muerte) y las MOIRAS (hados).