Con Pedro y su incierto final…, se parió el vocablo Preguntar por Ángela para ayudar al sexo fuerte . Parte 1.

Interrumpo mi llegada al Teatro Real de Madrid y sus aguas subterráneas, emocionado y trastornado por la decisión de Pedro…con música de The Killers, ya sabéis…-Benicàssim y el jet-…

Creí que la ineptitud y felonía del expresidente Zapatero serían imposibles de superar, pero se va viendo que Pedro Sánchez puede dejarlas a la altura del zapato –del zapatero-, sobre todo, por su estimación personal –y la de su equipo- de la inteligencia media del pueblo español, intentando estrategias políticas inefables, sazonadas con escapadas lúdicas aéreas, que cuando son pilladas -siempre- por la opinión pública, les da la vuelta, con la negación total de sus actos e iniciativas, largando la culpa de todo a los demás o al que pase por su lado.

Las conversaciones de alcoba entre enamorados, suelen ser de una belleza y ternura sin igual, pero si se les da publicidad, pudieran resultar cursis hasta lo indecible; las propuestas políticas entre partidos, enamorados o no, deben ser públicas -ya lo dijeron Pablo y Pedro: siempre con luz y taquígrafos y nunca en reservados de restaurantes recónditos-, sobre todo cuando afectan a los ciudadanos de un país. Si fueran conversaciones o acuerdos de alcoba, al darle publicidad alguien –siempre hay un alguien-, no parecerán cursis, sino que posiblemente harán sentir la existencia de felonía, fraude, prodición, deslealtad, burla y en el mejor de los casos, artimaña y apaño para engañar a los ciudadanos.

La mentira no consistente y permanente de Sánchez, suele  producir un cabreo monumental en los contrarios y en los suyos propios, pero él hace caso omiso, siguiendo tenaz en su camino ignominioso, pensando que el desgaste de todos pudiera derivar en melancolía, y entonces ya nos tendría a todos atrapados en sus atractivas manos, argumento que a buen seguro contempla en su Manual de Resistencia –ni lo he leído, ni lo haré, porqué me lo prohibió mi manager, aunque creo que él si lo ha leido jeje- escrito por su amiga Irene Lozano y quizá prologado por él.

La mentira se ha convertido en el leitmotiv básico de la política española actual y especialmente de Pedro y de una buena parte de los independentistas catalanes. Nada es cierto: donde dije digo, digo diego permanentemente, para confundir, y en algunos casos, para asustar a la ciudadanía, que anhela a veces, un mínimo de coherencia, racionalidad y veracidad en sus dirigentes.

Por eso Madrid se entregó el pasado domingo 10 de febrero a una manifestación sin precedentes, para pedir elecciones inmediatas, con 250.000 asistentes, sólo superada en la democracia por la de la LGTB con 800.000 -ésta ya es insuperable, ya que al parecer el número  de lesbianas y gays y simpatizantes es imbatible, con Gallardón y un largo etc. de personalidades públicas, que se pegan, por adherirse a las manifestaciones homosexuales, porqué es muy chupi-, aunque el Gobierno habló de 45.000 asistentes, otra mentira grandiosa, que no se debería ni mentar, ya que fueron contados con drones, aunque luego sometieran el número de los mismos al aliño de José Manuel Rodríguez Uribes –antiguo secretario de Laicidad de la Ejecutiva Federal del PSOE (hay que joderse)-, ahora Delegado del Gobierno en Madrid, que cual Tezanos, dice lo que quiere………………………………………. Pedro.

Manuel Rodríguez Uribes.

Pero no se debe culpar a Pedro Sánchez de lo que ocurre. Los culpables son los que lo han elevado a la magistratura presidencial; primero haciéndole líder del PSOE, responsabilidad que al parecer fue de las bases, tras el follón de pongo urnas escondidas, no me vale lo que dicen los compromisarios, me voy pero volveré… tras ser expulsado del Comité Federal…

Recordemos que hace muy poco tiempo, la carrera política de Pedro Sánchez parecía terminada. Tras haber sido el candidato del Partido Socialista (PSOE) en las peores elecciones de su historia, en 2015 y en 2016, presentó su renuncia a la Secretaría General del partido.

En ese contexto, sin el respaldo de los barones y compromisarios  de su partido para intentar una alianza con Podemos, Sánchez debió poner el freno a su iniciativa, renunciando a su asiento de diputado al ver como Rajoy iba a ser nuevamente Presidente, con la abstención del PSOE, único medio que se vislumbraba para salir del atasco ya de muchos meses.

Sin embargo, y a pesar de estar enfrentado con el sector histórico de su partido y despreciado por los barones socialistas de referencia, hizo cambiar el sistema de nombramiento tradicional de los compromisarios de la ejecutiva, por las bases e internet, imponiéndose a Susana –será relevada a no mucho tardar por Marichu Montero, Dios  tenga en su gloria a las dos- en las primarias del partido celebradas en mayo de 2017 para el cargo de Secretario General.

Primeros culpables, las BASES del partido socialista, a las cuales sedujo con un  discurso de renovación y apertura, que le permitió tener el apoyo de la militancia, aunque lo enfrentara a otros dirigentes del partido. Estas bases, pusieron nuevamente en el tablero de juego a Sánchez, que al conocer la sentencia judicial del caso Gürtel el 25 de mayo de 2018, y espoleado sin querer -pero con culpabilidad- por Albert Rivera y Ciudadanos, vio el cielo abierto, proponiendo de forma inmediata una moción de censura para disolver el no excesivamente fuerte gobierno de Rajoy, en ese momento agobiado por la corrupción generalizada.

Le apoyó el PSOE sin voces discordantes aunque ahora lloriqueen por los rincones algunos barones sotto voce- Unidos Podemos, ERC, el PNV -de lo peor-, Compromís, el PDeCAT, Bildu y Nueva Canarias.

TODOS los votantes de los representantes en el Parlamento español de estos partidos TAMBIÉN son absolutamente responsables de los desmanes de este licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales en el Real Centro Universitario María Cristina de El Escorial, centro universitario privado, que realizó su discurso de investidura con el conocido compromiso de «es evidente que tenemos que ir a unas elecciones generales lo antes posible», promesa con la que engañó a los que le ayudaron, para vivir en Palacio, con jet privado y dándonos a todos…, aunque ya, y pase lo que pase, con pensión vitalicia, seguridad y secretarios varios hasta el infinito.

Por todo ELLO, es necesario analizar lo que  se va a votar, para evitar estas cosas, O EN CASO CONTRARIO, NO QUEJARNOS DE OTRO PEDRO, no sólo los que lo voten directamente -que claro- si no también, los que voten a alguien que pueda ayudar a poner en el poder a un felón como él.

Los Presupuestos propuestos por el Gobierno, han sido tumbados en el Parlamento, a pesar de la encendida puesta en escena de la ministra de Hacienda María Jesús “Marisu” Montero –la terror de los ricos-, en su día hippie y comunista radical, que durante su época universitaria vivía en un piso patera leyendo a Marx y fumando lo que pillaba, que habló en su exposición parlamentaria de todo, menos de presupuestos, y que con un tono desatado, señaló la imposibilidad de DIÁLOGO político con los independentistas FUERA de la Constitución, «como SIEMPRE hace el Gobierno», lanzando una carga de caballería contra los mismos, a los que VOLVIÓ a dejar claras las líneas rojas –como siempre jajaja-, que el Ejecutivo NUNCA  ha estado dispuesto a traspasar: “Nunca vamos a aceptar el derecho de autodeterminación ni la injerencia en la Justicia”. Tanto ERC y el PDeCAT como el PP y Cs, según  Adriana Lastra, tendrán que “explicar a la ciudadanía” su veto a las cuentas”.

Marichu Montero.

Era, o una amenaza electoral a los independentistas con el… que viene la ultraderecha…como no me deis el visto bueno a los presupuestos, o una pantomima ELECTORAL, para detener la fuga de votos de las BASES  socialistas. Como a ERC y al  PDeCAT le entró por un oído y le salió por el otro la amenaza,  el mensaje buscará la permanencia de las BASES que en su día lanzaron al estrellato a Sánchez, más lo mucho que puedan pescar en el descuajeringado Unidos Podemos -de bajas paternales y maternales y los éxodos de  Errejón, Espinar y otros- y algo que pueda caer de los votantes de Ciudadanos, ahora desencantados del viraje a la derecha; lo primero se lo pasaron los catalanes por el arco y le tumbaron los Presupuestos, y Sánchez, tras una declaración demagógica de más de media hora sobre su buen hacer gubernamental –sin partidas económicas que sustenten las medidas que se han tomado, por lo que al que venga, le tocará recortar, para embridar el déficit y la deuda-, convocó elecciones para un mes antesen caso contrario lo matarían  sus barones regionales– que las autonómicas –excepto en las cinco comunidades “históricas”-, municipales y europeas, siendo su discurso de despedida un clamoroso meeting -mitin- de campaña electoral,  en el que destacó con toda su cara… “llámenme clásico, pero yo no puedo gobernar sin presupuestos…”; habían analizado la patética posición política actual de Unidos (y Unidas) Podemos (y Podemas) y vieron, que cuanto menos tiempo de reacción den a este partido, más votos pillarán para su  izquierda socialista; también le pareció aconsejable no dejar a Ciudadanos recuperarse de sus pactos con VOX.

Por cierto, Pedro subrayó con énfasis y reiteración todas las cosas que  había  hecho por los colectivos objeto de su voracidad electoral, a los cuales piensa haber ya embaucado –y a lo mejor lo ha hecho- con las subidas salariales: funcionarios, pensionistas, trabajadores  -con la subida del salario mínimo- y mujeres, a las que ha impulsado hasta el infinito: mi Gobierno ha tenido el mayor número de mujeres que ningún país en el mundo…son lo más…

* También tiene un máster en Política Económica de la Unión Europea por la Universidad Libre de Bruselas (1997-1998) y un Programa de Liderazgo para la Gestión Pública por la escuela de negocios IESE, de la Universidad de Navarra, además del conocido y plagiado doctorado.

To be continued in part 2 and last.